Una de las más grandes glorias del deporte chileno falleció el 17 de junio de una insuficiencia cardíaca. Marlene Ahrens, medallista de plata en Melbourne 56´en el lanzamiento de la jabalina, deja un enorme vacío en el deporte chileno.

En Melbourne 56´ fue la abanderada y única mujer de la delegación olímpica chilena y lanzó 50.38 metros, marca que le valió la medalla de plata un 28 de noviembre. Con esta presea, Chile sumaba la cuarta medalla en su historia olímpica. Marlene sólo fue superada por la soviética Inese Jaunzeme.

En los Juegos de Roma 60 fue nuevamente la abanderada de Chile. ​ Luego del retiro del atletismo se dedicó al tenis con excelentes resultados a nivel de escalafón nacional, donde llegó a ganar un doble mixto junto a otro gran tenista chileno, Omar Pabst, en 1967.

Luego de colgar también la raqueta, se dedicó a la equitación, representando nuevamente a Chile en los Panamericanos de Mar del Plata 95 en adiestramiento. Marlene volvía así al mismo torneo donde había ganado dos medallas de oro en jabalina:  los Panamericanos de Chicago 1959 y Sao Paulo 1963.

Marelene Ahrens fue sin duda la deportista mujer más destaca de nuestro país, y hasta hoy, la única que ha ganado una medalla en la máxima cita deportiva del mundo. Representó nuestra bandera además en torneos sudamericanos e iberoamericanos. El deporte chileno lamenta profundamente la partida de una de sus mas queridas figuras.