• Los recintos deportivos integrales de San Ramón y Lo Espejo fueron seleccionados como sedes para Santiago 2023. Pronto se anunciará la construcción de dos nuevos centros, que también serán parte del megaevento.

Básquetbol, fútbol, levantamiento de pesas, zumba, saltos en el skateboard, suaves trotes… Así se vive en una mañana cualquiera en el Centro Elige Vivir Sano de la comuna de San Ramón, ubicado junto a la Avenida Américo Vespucio Sur, entre Santa Rosa y Gran Avenida. La imagen se repite casi idéntica algunos kilómetros más al poniente en el Centro Elige Vivir Sano de Lo Espejo, a pocas cuadras de la Autopista Central.

Ambos lugares desde su inauguración se han transformado en un importante aporte a estas comunas dada todas las alternativas que se ofrecen para realizar deportes y tener una vida más sana. El diseño es similar: una multicancha techada; tribunas; salones para ejercicios y actividades en el segundo piso; un pequeño skatepark en el exterior, e incluso una cancha de fútbol en el caso del Centro de San Ramón.

Y ahora, además de practicar deporte, los habitantes de estas comunas podrán ser espectadores directos de la alta competencia gracias al anuncio realizado por la ministra del Deporte y presidenta de Santiago 2023, Cecilia Pérez, durante el lanzamiento del Plan de Infraestructura de los Juegos: los Centros Elige Vivir Sano de San Ramón y Lo Espejo serán recintos para los Panamericanos y Parapanamericanos. Se adaptarán de manera modular al estándar panamericano y parapanamericano, tanto en aforo como en la superficie de juego.

Incluso más, los habitantes de esas comunas podrán estar presentes en los entrenamientos de los deportistas de todo el continente que llegarán a Santiago para los Juegos del 2023.

Pero eso no es todo.

En Santiago se construirán otros dos Centros Elige Vivir Sano que serán recintos para los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos. Las comunas elegidas serán anunciadas próximamente.

De esta manera, Santiago 2023 no solo dejará un importante legado en infraestructura tras los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos, también dejará un legado social gracias a la cercanía que la ciudadanía tendrá con el deporte de alto rendimiento.