El 23 de junio, el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Movimiento Olímpico están celebrando el 65º Día Olímpico.

El COI lo festejó por primera vez el 23 de junio de 1948 con nueve Comités Olímpicos Nacionales organizando ceremonias en sus respectivos países. Hoy, el Día Olímpico ha ganado impulso en todo el mundo, con casi cuatro millones de participantes y 150 Comités Olímpicos Nacionales que participaron el año pasado simultáneamente promoviendo la práctica del deporte.

El Día Olímpico fue creado en 1948 para conmemorar el nacimiento de los Juegos Olímpicos Modernos el 23 de junio de 1894 en la Sorbona de París. La primera edición se celebró en la cuna del olimpismo, en Atenas, en 1896 y se cumplía así el sueño del visionario Barón Pierre de Coubertin de revivir la antigua tradición griega de celebrar el termino de las “olimpiadas” (periodo de cuatro años) con dos semanas de Juegos Olímpicos.

Los últimos Juegos Olímpicos de la Antigüedad se celebraron en el 393 D. C., casi doce siglos después de sus comienzos. ​ Tras la adopción del cristianismo como religión oficial del Imperio romano, el emperador Teodosio prohibió toda celebración pagana, incluyendo los Juegos Olímpicos. Siglos después aparecería la figura y visión de Coubertin, quien, sin sospechar siquiera, daría origen a lo que hoy son el mayor evento deportivo del mundo.

Todos invitados a celebrar este Día Olímpico, cuyo movimiento alcanza a la totalidad de los países del mundo.